¿Dónde se ha metido? #52RetosLiterup (Quinto relato)

Queridos lectores: ¿Listos para seguir con esta semana llena de sorpresas y experimentos? ¡Feliz martes!

Reto: Empieza tu relato con una pregunta y acabalo con la respuesta.

“¿Dónde se ha metido Carlos?” Se preguntó Ary desesperada mientras volvía a mirar su reloj. Llevaba ya diez minutos de retraso y eso no era nada común en él ya que era el chico más puntual que había conocido en su vida.

Se levantó de la cama y empezó a dar círculos en su habitación. Ya le había marcado cinco veces y le había llenado su bandeja de mensajes pero ninguna acción había tenido respuesta alguna por lo que ya se estaba empezando a preocupar de verdad.

Cuando pasó media hora, decidió esperarlo afuera de su casa. Bajo aquella lámpara que iluminaba la calle. Sabía que era una medida extrema pero no se le ocurría otra cosa para sacar a ese chico de su mente.

Salió y volteó para ambos lados de la calle pero, para su sorpresa, no había ningún auto atravesando esa gran avenida. Eso era extraño ya que esa calle siempre era muy concurrida a todas horas.

Cruzó los brazos pues la temperatura ya estaba empezando a bajar. De repente, el sonido de un búho la hizo estremecerse. Presentía que algo no estaba en su sitio pero no podía comprender qué era.

De repente, una sombra empezó a moverse sobre las paredes exteriores de su casa y Ary lanzó un gritó porque no lograba visualizar el objeto que la estaba provocando.

Después, una mano tocó su hombro. Ella, sobresaltada, brincó y le lanzó un puñetazo en la boca al intruso. No obstante, se arrepintió cuando se dio cuenta que era Carlos, el cual se veía cansado y sudado.

-¿Quieres matarme del susto? -Le gritó algo enojada. sin embargo, lo abrazó con fuerza pues su único deseo desde que dieron las ocho era tenerlo junto a ella -¿Dónde te habías metido?

-¡Perdón, Ary! Al parecer, algo extraño ha pasado en los dos extremos de tu calle. Dos accidentes automovilísticos, causados, según testigos… por una sombra que aparentemente no tiene dueño, que locos están ¿no?

Entonces, rápidamente Ary volteó a ver las paredes exteriores de su casa al escuchar esa aclaración y la volvió a ver. No obstante, ahora tenía un cuchillo y se estaba acercando a ellos lentamente.

-¡Corre! -Le gritó a Carlos pero él no le hizo caso así que jaló su brazo para que se marcharan de ese lugar pero su sonrisa perversa la dejó helada.

-¿En verdad? ¿No te habías dado cuenta, mi pequeña Ariz? Esa sombra la controlo yo y he llegado tarde porque estaba matando a algunas personas, ¿eso responde tu pregunta? Vamos, es hora de irnos.

La sombra amenazó a Ariz y ella, sin tener otra opción, tomó el brazo del chico con la extraña sensación de que jamás volvería a ver la luz del día.

Anne Kayve

Imagen tomada de Free-Photos en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: