Papá es un fantasma

Queridos lectores: ¡Espero que disfruten de un hermoso domingo! El siguiente relato tiene que ver con un fantasma pero no uno fuera de este mundo sino de carne y hueso… ¿Quieren descubrir cómo es posible eso? ¡Sigan leyendo!

Jalo la falda de mamá, para que me haga caso. Está tan concentrada en hacer la comida que al principio no me presta la atención, pero después, al sentir mis manitas me voltea a ver.

-¿Qué pasó, cariño? -Me pregunta con dulzura y se agacha para estar a mi altura para poder mirarme a los ojos -¿Hay algún problema?

Asiento con la cabeza y señalo hacia la sala.

-Mami, fantasma, ¡Ahí! – Murmuro y la abrazo, algo asustada.

-No, cariño, los fantasmas no existen -Me susurra al oído -¿Quieres que juntas vayamos a descubrirlo?

Niego con la cabeza temblorosa. No, no pienso regresar a ese lugar ¡Ni ahora, ni nunca!

-Si aceptas, yo te protegeré. Jamás dejaré que te hagan daño.

Ante esas palabras, asiento despacio con la cabeza. Ella se levanta para ver el estado de la estufa y, cuando ve que no hay peligro para dejarla un rato sola, me ofrece su mano para que la tome y juntas vamos al cuarto contiguo.

Una voz susurra y, al escucharla, doy un paso atrás, pero mi mamá me jala suavemente hacia adelante. Algún día quiero ser como ella y no tener miedo a nada.

-Solo es la tele, cariño -Me informa y prende las luces de la sala para que se pueda ver su interior.

Ahí, ante la televisión, veo la espalda de una persona. A la oscuridad, se veía más tenebrosa, pues parecía una sombra terrorífica y gigante.

-Cariño, ¡No es ningún fantasma!¡Es tu papá! -Exclama un poco divertida y se acerca para que ambas podamos verlo mejor.

-Luis -Lo llama- ¡Tu hija cree que eres un fantasma! -Le dice divertida. El hombre, tras sus palabras, le lanza una mirada asesina a ambas.

-¡Mujer! ¿Cuántas veces te he dicho que no me molesten cuando veo mi programa? ¡Largo!

La sonrisa de mi mami desaparece y se aferra a mi mano. Me lleva, sin perder el tiempo, a la cocina. Después, agarra una silla y me coloca ahí mientras ella termina de hacer la comida.

-Sí -Dice con la mirada triste- Tienes razón, cariño, vivimos con un fantasma; uno de carne y hueso.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos

Anuncios

6 comentarios sobre “Papá es un fantasma

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: