Algo dentro de ti

Queridos lectores: hay días buenos, otros malos. Hoy estoy en el intermedio. Espero que algo bueno salga de eso. Veremos con que nos sorprenden mis letras hoy.

Hay algo dentro de ti que te está matando. El doctor te lo ha anunciado ayer. Tú, como experto en negar la realidad, finges que estás bien con la noticia y que puedes seguir tu vida normal. Crees que si lo niegas, podrás hacer que desaparezca, pero pasan los días y ves que no es tan sencillo.

Al principio no se lo mencionas a nadie: es tu secreto. El más preciado. Sin embargo, conforme te das cuenta que esa cosa dentro de ti te está empezando a matar, sabes que va a ser difícil mantenerlo, ¿a quién contárselo primero? ¿a tu mejor amigo? ¿a tu amada? ¿a tu único hijo? ¿a ti mismo?

Niegas con la cabeza e ignoras el dolor. Para ello, te llenas de actividades y hasta en el trabajo aceptas hacer cosas que en otra época no harías ni loco. En casa, sales a caminar más de la cuenta y caminas sin rumbo fijo. Es la primera vez que pones especial atención a tu vecindario, ¿cómo es que no te habías dado cuenta que tenías a cinco minutos un parque tan hermoso? ¡Llevas años viviendo ahí! ¿Tanto te dejabas llevar por tu piloto automático? Pero ahora, se ha ido y ya no podrás volverlo a poner.

Tu hijo ya ha notado que algo va mal, pero cuando te pregunta le dices que simplemente quieres cambiar tu vida. Él te mira raro, sabes que no te cree, pero no vuelve a decirte nada. En cambio, tu esposa ni siquiera te voltea a ver. Con los años sientes que su amor se ha muerto y tienes la certeza de que si siguen juntos es por la costumbre y por su hijo. Entonces, la descartas. Nunca lo sabrá.

Tu mejor amigo, ese que fue contigo en la universidad, casi ya no te contacta, pues ambos tomaron caminos diferentes, pero a pesar de todo, siempre que hablan es como si no hubiera pasado el tiempo. Uno de esos días oscuros le escribes un mensaje y él contesta rápido. También tiene algo que decirte. Su esposa acaba de morir y te necesita. Por ello, acudes al funeral vestido de negro y te quedas con él. Ahí es cuando decides no decirle, ya que tiene suficiente con su dolor.

Regresas a casa y te sientas en el sillón, destrozado. Tu hijo te ve, te abraza y dice que te ama. Entonces, le sueltas la horrible verdad: hay algo dentro de ti que te está matando. Él llora contigo y te promete que no te dejará solo, que te hará pasar los mejores días de tu vida. Tu lo abrazas y le pides una disculpa, no era tu intención alejarte tanto de su amor. Él dice que no importa, pues te ama, ¿acaso no te das cuenta que es ese amor el mejor guerrero contra esa cosa que te está matando? No tardes en averiguarlo, antes de que sea demasiado tarde…

Anne Kayve

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

6 comentarios sobre “Algo dentro de ti

Agrega el tuyo

    1. Sí, concuerdo contigo. Creo que puede ser uno de los dolores más intensos que existen. Lo que hay que recordar en esos instantes es que a pesar de todo, seguimos contando con nosotros mismos.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    1. Me da mucha alegría que mis letras te hayan transmitido lo que pretendía. Y si estás pasando esa situación, te deseo mucha fuerza para seguir adelante. No estamos solos, no lo olvides. Por mi parte, aquí tienes una amiga por si en algún momento quieres desahogarte.

      ¡un abrazo muy grande!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: