Película ‘Loco por ti’ [Sección: Desde otra perspectiva]

Queridos lectores: Hoy he decidido, después de darle muchas vueltas, crear esta nueva sección titulada ‘Desde otra perspectiva’, la cual consistirá en crear historias basadas en aquellas cosas que me hayan hecho reflexionar de alguna película, libro, lugar que haya visto o visitado. No pretendo hacer reseñas o resúmenes, sino, que mi objetivo es explotar lo que haya llamado mi atención para utilizarlos en los mundos alternos que inventa mi mente, ¿están listos para el primer relato de esta sección? ¡Adelante!

*Notas:

La película (de comedia) que me ha dado la inspiración para el siguiente relato se llama LOCO POR TI del director Diego Kaplan, la cual se acaba de estrenar aquí en México.

Lo que ha llamado mi atención es la temática que toca: los trastornos mentales, pues considero que, de cierta manera, aún son temas un poco tabú. Por ello, el relato girara en torno a ello. Empezamos:

LOCO POR TI

Él tenía un secreto, uno muy grande.

Nadie cercano lo sabía, a excepción de su terapeuta, el cual, por supuesto, guardaba silencio gracias a la suma de dinero que le daba en cada sesión.

Era muy cansado tratar de ocultarlo, sobre todo cuando alguna persona se acercaba mucho a él. Por esa razón, lo evitaba en la medida de lo posible. La mayoría lo tachaban de tímido y antisocial, pero la realidad era diferente, ¿qué nadie iba a aceptar su condición? Veía personas que no existían, ¿y qué? No por eso cambiaba nada. Sin embargo, la cruel realidad le había demostrado que las amistades y el amor no se llevaban bien con las personas que necesitaban tomar pastillas a diario y con las que ven en la luna algo más que un satélite natural.

Un día, el menos esperado, una chica nueva empezó a trabajar en su oficina. Fue la primera vez en que ambos creyeron saber que era estar enamorados, pues hicieron clic en un segundo. Los minutos que pasaban juntos se volvieron horas, y al paso del tiempo, días. Hasta tal punto que ya no concebían su vida sin el otro.

Rod varias veces pensó en decirle la verdad, ya que estaba seguro que Allyn no tardaría en darse cuenta de su secreto. Pero tenía miedo, un miedo atroz, ¿lo entendería? ¿lo aceptaría así? ¿cambiarían de nuevo las cosas y ella preferiría alejarse, tal como lo hizo Jenn?

—Estás muy callado, Rod —Mencionó Allyn un día que estaban cenando en la casa de ella.

—Es solo que estoy loco por ti, Allyn, y no sabía cómo confesarlo —Dijo con una sonrisa, para tratar de que ella ya no sospechara nada.

Ella le creyó y le preguntó que si podían pasar un fin de semana juntos. Él asintió y decidieron irse al día siguiente. Ser espontáneos era su lema.

Sin embargo, Rod se dio cuenta demasiado tarde que había olvidado sus medicinas y que las alucinaciones que lo atormentaban iban a regresar en cualquier momento. se empezó a poner nervioso, ya que tenía miedo de perderla por algo que llegara a hacer.

En la primera noche sin sus medicinas, Rod, gracias al insomnio que le dio, se fue a sentar a una pequeña salita que había en aquella cabaña. Estaba tan preocupado que se acostó en el suelo y se hizo bolita.

Allyn, gracias a su sexto sentido, sabía que algo iba mal, así que en cuanto sintió que él se paró de la cama, lo siguió muy sigilosamente. Al verlo ahí, acostado y angustiado, decidió acostarse a su lado.

—¿Sin sueño? —Cuestionó ella en tono juguetón y lo abrazó.

Rod se sobresaltó y asintió lentamente. Después, la miró a los ojos. Se veían sus ojos hermosos gracia a la luz de la luna. A través de ellos ya podía ver a Gaspar y Nory, sus amigos imaginarios que vivían en el satélite natural de la Tierra.

Al ver que no decía nada, se atrevió a preguntar en voz baja:

—¿Estás bien?

Rod ladeó la cabeza y sus labios soltaron una frase que la tomó desprevenida.

—¿Gaspar, Nory? ¿Quieren bajar de la luna? Les quiero presentar a la chica que me tiene loco —Pidió mirando hacia el cielo, después, como si hubiera escuchado una respuesta, soltó: — Sí, es posible estarlo un poco más, por amor.

Allyn miró a través de la ventana. Era una magnífica luna llena.

—Hola Gaspar, Nory, bienvenidos a casa —Susurró, haciendo que Rod la volteara a ver impresionado.

—¿También los ves?

Ella negó con la cabeza, le besó la frente y dijo con dulzura:

—No, pero estoy segura que lo esencial es invisible para los ojos.

Anne Kayve

Imagen de 024-657-834 en Pixabay

2 comentarios sobre “Película ‘Loco por ti’ [Sección: Desde otra perspectiva]

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: