Calendario vencido

Queridos lectores: ¿cómo están pasando su sábado? ¿ya sonrieron hoy? ¡Les mando un abrazo fuerte!

Todos tenemos manías por guardar ciertos objetos y coleccionarlos aunque no nos sirvan de nada en un futuro. En mi caso son los libros; en el de mi abuela, son los calendarios. Tiene varios por año, desde que cumplió los diez años y los guarda en su habitación.

Muchos pensarían que los tiene guardados en un cajón arrumbado, pero no. De hecho, los tiene colgados. Puedo decir que casi tapizan todas las paredes de su habitación. Los tiene de todos tipos y colores. Algunos regalados, algunos comprados, pero lo más importantes: algunos encontrados en casas ajenas. Es una perfecta observadora y cuando visita a alguien, es lo primero en lo que se fija. Por lo regular, tiene buen ojo para identificar los calendarios vencidos, para que las personas accedan a regalarlos con mayor felicidad. Sin embargo, cuando ve uno que le encanta, usa sus poderes de persona mayor para que las personas se lo den.

Por ello, también yo suelo buscar calendarios para dárselos. Nada la hace más feliz que seguir tapizando sus paredes del tiempo, de aquello de lo que ya casi no dispone. Les juro que no puedo imaginar el día en que fallezca y la habitación se quedé congelada, llena de calendarios vencidos. A veces creo que lo que haré será seguir llevándole más, en honor a su memoria. Espero que así, me observe cada noche que entre a su habitación a llorar su partida y vea en mis ojos el amor que le tengo, pero antes de que pase eso, me voy a abrazarla y a darle una nueva pieza que conseguí para su colección. No olviden apoyar los sueños de las personas, aunque no tengan sentido. Eso, les juro, las hará felices.

Anne Kayve

Imagen de Amber Avalona en Pixabay

5 comentarios sobre “Calendario vencido

Agrega el tuyo

  1. Mi tarde de va terminando en Chiles. Tienes una manera muy sugestiva de infundir ánimo. Las palabras bien dichas, logran ese efecto. La colección de tu abuelita es única. No tenía idea que hubiese un coleccionista de calendarios. Si ella es feliz, solo te queda alentarla y darle esa satisfacción como deberíamos hacer nosotros con nuestros seres queridos.
    Siempre hay una buena razón para leerte y está, es genial.
    Saludos
    Manuel

    Le gusta a 1 persona

  2. Eso que has escrito, ese «no olviden apoyar los sueños de las personas, aunque no tengan sentido», se llama respeto, y lo has expresado perfectamente.

    Todos tenemos nuestras manías. No esperamos que los demás las entiendan, tan sólo que las respeten. Es decir, que no nos juzguen.

    A mí también me gustan los calendarios, aunque no los colecciono 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: