Bola de estambre

Queridos lectores: hoy las imágenes me ayudaron de nuevo a escribir el relato de hoy. Les debo mucho, porque sin ellas, creo que el bloqueo del escritor sería más inminente. Les mando un abrazo muy grande a todos.

Desde que nació, mi hijo nunca ha sido algo convencional. Siempre ha ido en contra de todo lo que se supone que va con su edad. Por ejemplo, la mayoría de los niños están contentos con tener como juguete cualquier objeto obtenido en una tienda departamental. Algo colorido y dinámico, algo que los entretenga por horas y horas. Sin embargo, Bruno jamás fue así.

Mi hijo siempre buscaba lo más extraño para jugar. El objeto que más me sorprendió fue una bola de estambre, la favorita de su abuela. Iba con ella a todos lados, como si fuera un peluche. Una vez se lo intenté quitar y fue lo peor que pude hacer. Tuve que comprarle más estambre a mi madre para que dejará de echar de menos la que había agarrado su nieto.

Así creció Bruno, con una bola de estambre como su mejor amiga. Así lo vi crecer yo, con una gran sonrisa y alejado de todas aquellas pantallas que en nuestros días están hipnotizando a todas esas personas de su edad. Espero que más niños sigan ese camino, por el bien de las nueva generaciones que están a nada de llenar el mundo con sus sonrisas y sus enojos, su coraje y su brillo.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

2 comentarios sobre “Bola de estambre

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: