Impostora

Queridos lectores: siempre hemos sabido que la tecnología siempre trae consigo ciertos peligros latentes, al igual que las redes sociales. La pregunta aquí es, ¿estamos listos para enfrentar sus consecuencias? ¡Espero el relato de hoy les guste! ¡Un abrazo!

Desde que me uní a la nueva red social ‘Conoce y experimenta’, he sufrido ciertos cambios en mi actitud y mi madre lo ha notado. Siempre me anda preguntando si estoy bien y yo le respondo que sí, que todo está perfecto, pero su mirada me dice que no me cree.

Como siempre que siente que algo anda mal, últimamente me vigila de más. Eso me ha obligado a tomar más distancia con ella y a esconderle que me he unido a la red que ella me pidió no abrir jamás.

Ella no lo sabe, pero en esa red he hecho amigos, más de los que tengo en la vida real. Se siente bien. Es como ser famoso. Sé que no conozco ni siquiera sus caras, pero no lo necesitamos. Hay algo más fuerte que nos une: la amistad. Además, pronto nos vamos a conocer. Eso me emociona y me asusta a la vez porque sé que no soy muy agraciado y ellos se pueden decepcionar de eso, pero estoy dispuesto a correr el riesgo.

De repente, un día cualquiera y normal, recibo un mensaje a mi cuenta, en donde sólo irradian tres palabras: “Hay un impostor”. Eso hace que casi me caiga de la silla, por el impacto que me causa la noticia.

Es bien conocido que en la app hay impostores. Cada que deunciamos uno, recibimos una gran compensación en nuestra cuenta, lo cual nos permite tener más y más amigos y ser más y más famosos. Sin embargo, no es fácil hacerlo, pues prácticamente parecen personas normales. Y si más de una persona te denuncia a ti como impostor… eres dado de baja sin ninguna oportunidad de regresar.

Es por ello que casi nadie se atreve a denunciar a otros, por el dolor que nos daría a nosotros mismos perder nuestra cuenta, nuestra oportunidad de pertenecer al único lugar que nos acepta tal y como somos.

Sin embargo, ahora que tengo un impostor en mi grupo de amigos, tengo que descubrir quién es. A lo mejor es Laura… la chica de la que me he enamorado, ¡No! Quito esa idea de inmediato de mi mente, pues no creo haberme enamorado de una computadora… al menos que, al menos que…

Abro su chat lo más rápido que puedo y cuando estoy a punto de escribir algo, ella pone: “Yo no soy, tienes que creerme”. Al recibir su respuesta tan rápido caigo en la cuenta de que ella siempre sabe qué decir en el momento correcto, algo que es casi imposible en alguien humano. Siempre me complace, siempre está disponible en las mismas horas que yo… siempre pensé que era por que me amaba, pero ahora me doy cuenta que es porque está dentro de su programación… y las computadoras no pueden amar.

Con lágrimas en los ojos, la denuncio como impostora y de inmediato desaparece todo de ella. Mi madre entra de repente y al verme en tal estado se sienta a mi lado y me abraza. Después mira la computadora y parece entender todo.

-Yo también me enamoré de una computadora. Era por eso que no quería que pasarás por lo mismo. Perdón, perdón por no contarte. Es sólo que el amor por Jeremy (mi amor computeresco) fue tan grande, que cuando conocí a tu padre, jamás pude entregarme por completo a él. Por eso no vive aquí, porque se decepcionó tanto que una computadora fuera mejor que él.

-Yo.. Laura…

-Laura siempre vivirá en tu recuerdo, pero no dejes que te impida amar a alguien de verdad, de carne y hueso, ¿lo prometes?

Asiento y me abrazo a ella, sabiendo que con su ayuda, pronto podré dejar atrás todo lo que sentí por un robot.

Anne Kayve

Imagen de Darwin Laganzon en Pixabay

4 comentarios sobre “Impostora

Agrega el tuyo

  1. muy bella y emocionante historia, me llegó directo al corazón, cuantas veces habremos pasado por lo mismo, y pensar que hay veces que ni siquiera sabemos que son impostores, lo mejor es siempre conocer en persona, tener citas normales, y tal vez pasar el whatsapp o facebook pero mas que nada para comunicares una vez que se conocieron.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: