Las rosas escondidas

Queridos lectores: ¿les ha pasado que no dejan de pensar que todos parecen estar mejores que ustedes? Puede ser un sentimiento muy recurrente a veces en algunos…

Las redes sociales tomaron un lugar central en mi vida desde que inició mi adolescencia. Me di cuenta que eran primordiales y que si no estabas en ellas no existías. Así que se volvieron todo para mí. En ellas publicaba todo lo bueno que me pasaba y, por supuesto, ocultaba lo malo, al igual que todos.

Un día, mi abuelo se dio cuenta de mi obsesión y me llevó a su jardín. Me dijo que observará todas las plantas que creían ahí. Me dijo que eligiera las más bellas y elegí las que siempre me habían gustado.

Él sonrío y me dijo que estaba equivocado así que me llevó a un lugar escondido y me mostró las rosas más bellas que había visto en mi vida. Con eso me dejó una gran lección: las cosas más especiales de una persona, están escondidas, no están posteadas en alguna red social.

Anne Kayve

Imagen de Thomas Ulrich en Pixabay

2 comentarios sobre “Las rosas escondidas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: