Una despedida sin palabras

Queridos lectores: creo que el texto habla por sí solo. Ando muy nostálgica y catastrófica. Ocuparé eso para escribir el siguiente texto. Los adoro, gracias por ser mi soporte. Fui al cementerio años después del accidente. Era mi primera vez ahí. Estaba nerviosa, pero tenía que despedirme antes de irme a vivir a otra ciudad.... Leer más →

Los hombres no lloran

Queridos lectores: qué misteriosa cosa es la muerte, ¿no...? Roger, desde que falleció su esposa, no había derramado ni una sola lágrima. Tal parecía que se estaba comportando como un robot, esos que pronto dominarían al mundo. Muchos le decían que no tenía corazón, o que debía dejarse llevar por sus sentimientos, por lo menos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora